HorariosdeMisa.com.ar


Estación IX


Jesús cae por tercera vez con el Rostro en tierra


Vía Crucis - Estación 9


      (Is. 53.10) El Señor quiso aplastarlo con el sufrimiento. Si ofrece su vida en sacrificio de reparación, verá su descendencia, prolongará sus días, y la voluntad del Señor se cumplirá por medio de él. A causa de tantas fatigas, él verá la luz y, al saberlo, quedará saciado.
      Mi servidor justo justificará a muchos y cargará sobre sí las faltas de ellos. Por eso le daré una parte entre los grandes y él repartirá el botín junto con los poderosos. Porque expuso su vida a la muerte y fue contado entre los culpables, siendo así que llevaba el pecado de muchos e intercedía en favor de los culpables.



      A los pocos pasos del lugar donde ha de ser crucificado, Jesús cae desfallecido; no puede más. El camino no ha sido muy largo, pero sí muy fatigoso.
      Esta nueva caída, más dolorosa y humillante que las anteriores, seguida de blasfemias y vituperables insultos, hiere más el Corazón Purísimo de la Madre.
      Los enemigos, cuanto más ven padecer a Jesús, más desean atormentarle. El odio nunca dice basta. ¿Acaso no lo vemos hoy en tantas familias y naciones?
      Nosotros hemos caído, no tres sino innumerables veces, en los mismos pecados; hemos caído en todas las edades de nuestras vidas; hemos caído muy gravemente. Pidamos a Jesús que nos de su gracia para no caer de nuevo.
      Aparta de ti toda ocasión de pecar. No renueves la Pasión de Jesús.


Anterior  -  Siguiente 



Ultima modificación: 04/2003
A.M.D.G.