HorariosdeMisa.com.ar


Estación XII


Jesús muere en la Cruz


Vía Crucis - Estación 12



      (Marcos 15.33) Al mediodía se oscureció toda la tierra hasta las tres de la tarde; y a esa hora Jesús exclamó en alta voz: «Eloi, Eloi, lamá sabactani», que significa: «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?». Algunos de los que se encontraban allí, al oirlo dijeron: «Está llamando a Elías». Uno corrió a mojar una esponja en vinagre y, poniéndola en la punta de una caña, le dio de beber, diciendo: «Vamos a ver si Elías viene a bajarlo». Entonces Jesús, dando un gran grito, expiró.
      El velo del Templo se rasgó en dos, de arriba a abajo. Al verlo expirar así, el centurión que estaba frente a él, exclamó: «¡Verdaderamente, este hombre era Hijo de Dios!».



      Levantado Jesús entre el Cielo y la tierra, es el lazo de unión que une a los hombres con Dios. Míralo crucificado por tu amor. ¿Qué más podía hacer? Y desde la Cruz te perdona, te regala a su Madre, te abre el Cielo, te manifiesta cuánto padece y te enseña a morir santamente.
      Contempla a María al pie de la Cruz, la Mater Dolorosa, triste y afligida, sí, pero de pie, serena y resignada, redimiéndonos con Jesús.
      Todas las clases sociales le insultan a Jesús y escarnecen: las autoridades y el pueblo, el brazo eclesiástico judío y el seglar, sus conciudadanos y los extranjeros. ¡Y por todos muere!
      ¿Eres devoto de la Pasión del Señor Jesús y de los Dolores de la Virgen María?¿Rezas el Santo Rosario?¿Visitas el Santísimo Sacramento del Altar?¿Comulgas bien dispuesto?
      Procura tú morir a todo lo malo, y vivir tan solo para lo bueno.

      "¿Qué he hecho por Jesús?¿Qué hago por Jesús?¿Qué haré por Jesús?" (San Ignacio de Loyola)


Anterior  -  Siguiente 



Ultima modificación: 04/2003
A.M.D.G.